domingo, 10 de agosto de 2008

Las zapatillas de Martina Barroso

Martina Barroso, bordó en la cárcel de Ventas estas pequeñas alpargatas para su sobrina Lolita. Son el "no me olvidéis" de una mujer horas antes de ser ejecutada, y un legado para las mujeres de la familia que dan con ellas sus primeros pasos. Paloma las recibió de su madre y ésta es la primera vez que podemos verlas. Gracias por compartirlas con nosotros. (Fotografía envíada por su sobrina nieta, Paloma Masa Barroso)

"(...) ¿Qué es esto que me das, Martina? - acertó a decir Encarna. - Las he bordado con el hilo que he podido arañar del taller de labor. Son unas zapatillas de esparto con una mariposa bordada. Dáselas a mi sobrina Lolita, que dentro de unos pocos días cumplirá dos años. Son para ella y para la hija que tendrá. Para que caminen por el dilatado mundo que no conoceré. Que vivan la vida que no podré vivir.(...) (...) Estas zapatillas significan "no me olvidéis". Fueron su carta de despedida en la mañana del fusilamiento.Las cosió para mí, para ti. Para la hija que tendrás y para la hija de tu hija. Significan lo que tú quieras que signifiquen. Son tuyas igual que un día me pertenecieron a mí. Yo caminé un tramo de mi vida sobre ellas y tú misma, sin ahora recordarlo, también diste tus primeros pasos sobre ese esparto bordado a mano por una presa.(...) "

Martina, la rosa número trece. Ángeles López.

1 comentario:

Saiza dijo...

Como me hacia falta empaparme de estas historias y de emocionarme con este legado y preciado Tesoro. Un beso y Gracias a Paloma por compartirla con todos.
Con vuestro permiso me gustaria poner la entrada tb en El Rincón de la Memoria.

¡Salud, Memoria y Libertad!